Skip links

Recomendaci贸n de Valeria Correa Fiz

鈥淢e gusta poner inyecciones. Los culos cuentan cosas que las caras ocultan. Son como la segunda lectura que te proponen las buenas historias, una forma de releer. La ropa interior y el modo en que alguien se tumba, se baja los calzones para que la aguja entre en la carne y la velocidad con la que se los suben cuando todo ha terminado tambi茅n cuentan.

 

Hay mucho relato encerrado en los cuerpos.

Me gustan las mujeres mayores que usan tangas de encaje. Y el lado c贸mico de los hombres serios que usan calzoncillos con estampados colorinches. O a la inversa, los hombres de amplias sonrisas que visten interiores oscuros. Hay culos esmirriados, culos avaros en las carnes y en el alma. Y tambi茅n, redondos culitos en茅rgicos, tan bien proporcionados como caprichosos: de querub铆n. Culos fofos enfundados en pretenciosos calzoncillos de seda negra y monograma. A m铆 me gustan los grandes culos, muy blancos y mullidos, que dan cuenta en silencio de un car谩cter sedentario e imaginativo: culos de gente de interior que sorbe copitas de licor y lee novelas antiguas mientras come chocolate. Hay un mundo all铆, debajo de la ropa y en la carne.

 

-B谩jese los pantalones -digo y me dispongo a leer lo que la mano t铆midamente me descubre. (鈥)鈥

 

Valeria Correa Fiz (鈥淗ubo un jard铆n鈥)