Skip links
Published on: Las Iusperanzas de Henoch Aguiar

Mart铆n Fierro quiere que lo llamen

La necesidad de comunicaci贸n cala cada vez m谩s hondo. El domingo pasado dos art铆culos period铆sticos la retrataron con toda crudeza.

La tapa de Viva muestra a Alejandro Robles, con una antena satelital sobre sus espaldas. Escal贸 diez horas a pie las escarpadas cuestas juje帽as, para conectar la escuela de su pueblo, Yaquispampa, de 52 habitantes.

La Naci贸n entrevist贸 a Noel Napal, en el paraje Mina del Indio, Chubut, Vive sin luz ni tel茅fono. A sus 18 a帽os, sue帽a con ser veterinario. Lo dice con tanta convicci贸n que lo lograr谩. Pero no tiene computadora ni se conecta su m贸vil.

驴Son casos extremos? Para nada. Esas caras representan a dos o tres millones de habitantes del interior, que no acceden al celular ni a Internet. Pareciera que nada se hace para ellos. Viven 鈥渓ejos鈥, como hace cien a帽os. El siglo XX y el XXI pasan sin mirarlos. Argentinos invisibilizados, incomunicados.

Y ac谩 viene esta Iusperanza loca, pero posible.

驴Ser铆a posible comunicar todas las zonas agr铆colas y ganaderas argentinas? 驴Puede dise帽arse un sistema que les permitiera usar un celular, comunicarse, lejos de sus ciudades, salir de su Mundo del Silencio digital?

Esta vez, la Iusperanza, para que sea posible, requiere alguna informaci贸n m铆nima. Si me acompa帽an unos p谩rrafos m谩s, lo entenderemos.

Quitando las zonas cordilleranas, las 谩reas urbanas y suburbanas y algunas rutas nacionales, no se recibe una se帽al celular en unos 2 millones de km cuadrados en Argentina. All铆 hay actividades agropecuarias y ganaderas. Viven y trabajan dos millones de personas, en localidades peque帽as o parajes.

Y en las zonas rurales, en sus cientos de miles de establecimientos agropecuarios, chacras o estancias, tampoco hay se帽al. No hay c贸mo comunicar una urgencia, enviar un mensaje, subir los datos que necesita la AFIP para cargar un cami贸n. Nada.

Haciendo un c谩lculo a trazo grueso, la conectividad de todo el campo argentino costar铆a unos 150 millones de d贸lares. 驴Es mucho o es poco? El costo de darle conectividad a dos millones de argentinos ser铆a como construir un tramo de ruta nacional de 70 km., o una autopista de 40 km.

Pensemos en lo humano y lo econ贸mico. El 8% de la poblaci贸n desempe帽a tareas rurales. Aunque viva en un peque帽o pueblo con comunicaci贸n, nada encuentra cuando va a su trabajo. El impacto econ贸mico podr铆a ser tambi茅n muy alto. Lo rural representa el 15% del producto bruto nacional. Sistemas de trazabilidad de productos agropecuarios, informaci贸n al instante de comercializaci贸n, seguridad de los establecimientos, 驴acaso no merecen una inversi贸n importante? Lo humano, lo econ贸mico y lo educativo as铆 cubiertos.

Hagamos rutas de las comunicaciones que integren de una buena vez a todo el campo argentino. No es tan dif铆cil. Porque Mart铆n Fierro quiere que lo llamen. 驴Saben qu茅? Ya aprendi贸 a uazapear鈥 como dice 茅l.