Skip links

Tag: Las Iusperanzas de Henoch

Para que florezcan mil rosas

篓Tantas veces peque帽os cambios pueden iluminar nuestra vida cotidiana. En Iusperanzas anteriores imaginamos c贸mo favorecer el encuentro entre ni帽os y abuelos, acallar los ruidos urbanos, instalar el arte en edificios p煤blicos, o incluir barrios marginados, como en Medell铆n. Pero otras veces afloran con toda su

El lugar que se merecen

鈥淣os levantamos de nuestro asiento si una persona anciana sube al colectivo. Es lo que nos ense帽aron. Ellos son los que hicieron todo lo que nos precedi贸, de zapateros a amas de casa, de ingenieros a labradores. Vivimos y tenemos nuestra sociedad porque muchos, que

Los escalones de la inclusi贸n

Argentina fue sin贸nimo de inclusi贸n. Nuestros antepasados encontraron trabajo, en la ciudad o en el campo, llevaron a sus hijos a las escuelas y a la universidad p煤blica. No todo fue color de rosas, pero Argentina se caracteriz贸 por su creciente y educada clase media.

A bajar los decibeles

Fue maravilloso leer, de chico, 鈥淓l Mundo del Silencio鈥, de Cousteau. Subyuga la inmersi贸n en aguas profundas. No hay silencio absoluto, sino otros sonidos, Escuchamos nuestra respiraci贸n, las burbujas que emitimos. Las ballenas se comunican entre s铆 a trav茅s de los mares. Hay una armon铆a

Beatriz, que donde est茅s, sepan cuidarte bien

Somos inquietos. En los fines de semana largos, nos gusta descubrir paisajes, posadas encantadoras. Ir por nuevos caminos, pasear, experimentar, conocer, atesorar recuerdos. Somos algo n贸mades tambi茅n, cambiando de trabajo, de barrio, de ciudad o de pa铆s.   Donde va nuestro esp铆ritu curioso, nos sigue

Un poderoso incentivo

Desde hace mucho pienso que hay un espacio al que le vendr铆a muy bien tener toda la luz y la participaci贸n que necesita, m谩s en estos tiempos. Son nuestras comisar铆as barriales. Muchas veces son virtuosas, conocemos a los polic铆as con que nos cruzamos en esquinas

隆Quiero mi ventanilla!

De chico, adoraba pedir el asiento de la ventanilla en el avi贸n. Desde ah铆 ve铆a todo. La 帽ata pegada al vidrio, vigilaba las lentas oscilaciones del ala, escrutaba los paisajes hechos miniatura, admiraba las desafiantes monta帽as mendocinas o alpinas. Al aterrizar, se ensanchaban sus alas

Mart铆n Fierro quiere que lo llamen

La necesidad de comunicaci贸n cala cada vez m谩s hondo. El domingo pasado dos art铆culos period铆sticos la retrataron con toda crudeza. La tapa de Viva muestra a Alejandro Robles, con una antena satelital sobre sus espaldas. Escal贸 diez horas a pie las escarpadas cuestas juje帽as, para

驴Plantar limoneros o exprimir limones?

Trabajar y crear pueden ir de la mano. Hacer y rehacer el mundo todos los d铆as con nuestro trabajo. En las organizaciones hacemos con otros, con muchos, lo que solos no podemos. Es posible trabajar, crecer, aprendiendo con los otros a hacer algo, cada d铆a,

Los escalones de la inclusi贸n

Argentina fue sin贸nimo de inclusi贸n. Nuestros antepasados encontraron trabajo, en la ciudad o en el campo, llevaron a sus hijos a las escuelas y a la universidad p煤blica. No todo fue color de rosas, pero Argentina se caracteriz贸 por su creciente y educada clase media.