Skip links

Tag: Las historias de vida de Maura Campillo

Amelia Earhart – La historia de una pionera

Amelia Earhart La historia de una pionera   Era un s√°bado de mayo de 1932 y apenas pasaban unos minutos de las diez de la ma√Īana. En el aire se apreciaban la humedad y el olor a sal del Atl√°ntico, cuyas olas romp√≠an en la

Cecilia Payne – Una estrella en el horizonte

Cecilia Payne Una estrella en el horizonte   Desde que tuvo uso de raz√≥n, Cecilia supo que quer√≠a hacer ciencia. Con ocho a√Īos ya practicaba experimentos usando grupos de control: separ√≥ los ex√°menes que ten√≠a que rendir en dos grupos, a uno le rez√≥ y

Thomas Alva Edison РUna limitación favorable

Thomas Alva Edison Una limitación favorable En 1877 un hombre de espíritu inquieto tuvo la brillante y genial idea de crear un dispositivo capaz de grabar y reproducir el sonido. Llevaba meses trabajando en otra cosa, en una máquina que pudiera grabar mensajes telegráficos, cuando

Egeria – Vivirlo y contarlo

Egeria Vivirlo y contarlo En 1884 Gian Francesco Gamurrini, un investigador italiano, estudiaba unos manuscritos medievales en la¬†Biblioteca della Confraternita dei Laici, en Arezzo, Italia, cuando encontr√≥ algo extra√Īo en un c√≥dice del siglo XI. Aparec√≠an cosidas p√°ginas que correspond√≠an a diferentes manuscritos. Algunas pertenec√≠an

Niccoló Paganini РUn fuera de serie

Niccol√≥ Paganini Un fuera de serie ¬ęVended todas vuestras posesiones. Empe√Īadlo todo, pero id a o√≠rle. Es lo m√°s asombroso, lo m√°s sorprendente, lo m√°s maravilloso, lo m√°s milagroso, lo m√°s triunfante, lo m√°s desconcertante, lo m√°s incre√≠ble, lo m√°s extraordinario y lo m√°s inesperado

Mary Wortley Montagu – Es momento de hacer algo

Mary Wortley Montagu Es momento de hacer algo   Era abril, el a√Īo, 1721, y el lugar, Londres, Inglaterra. Un fuerte brote de viruela se extend√≠a por toda Europa y llegaba hasta el otro lado del Atl√°ntico. Una mujer joven, con babuchas y alg√ļn otro

Si’ahl

Si‚Äôahl, Le Gros ‚ÄúHace cincuenta y tres a√Īos, el 22 de abril de 1970, se celebr√≥ por primera vez el D√≠a de la Tierra. Millones de personas en Estados Unidos salieron a las calles, se reunieron en las plazas y llenaron los auditorios y jardines

Catón de Útica

‚ÄúEl 14 de abril de 1713 el Theatre Royal de Drury Lane, en Londres, estaba a rebosar. Tras el escenario, Joseph Addison, el autor del drama, esperaba la reacci√≥n del p√ļblico, lleno de aprensi√≥n. En escena, el l√≠der de una facci√≥n de senadores republicanos que

Elizabeth Cochran – Nellie Bly

¨En 1887, tras conseguir la oportunidad de trabajo que tanto anhelaba, Elizabeth Cochran salió entusiasmada a la calle. Resultaba inquietante, pero no lo dudó. Dijo que podría hacerlo y lo haría. Tras sortear las bulliciosas calles de Nueva York, se encerró en la modesta habitación que alquilaba y